Interiorismo de estilo industrial

Hoy hablamos de la decoración industrial, desde sus orígenes hasta sus características más destacadas en cuatro a materiales y elementos que son necesarios tener en cuenta a la hora de decorar en este estilo. Esta entrada queremos que sirva para aclarar qué es el estilo industrial y cuál es el contexto histórico En el que surge.

Origen del estilo

Este estilo de decoración apareció predominantemente en Nueva York en los años cincuenta, cuando la gente empezó a convertir los garajes, almacenes y fábricas en viviendas.

Debido a las características propias de estos locales, en los que las instalaciones de agua estaban a la vista, los materiales predominantes de las estancias eran el acero y la madera entre otras características que detallaremos más adelante. La gente que comenzó a vivir en estos lugares en vez de ocultar estas características las utilizó como un elemento decorativo más de su hogar.

En estos locales, casi todo el espacio es totalmente diáfano, característica que se mantiene cuando se reconvierten a viviendas. Más adelante estas características de decoración se extrajeron de su origen para crear espacios en viviendas convencionales que recordaran al aspecto industrial original e incluso a mezclar estas características con otro tipo de decoraciones como pueden ser las de estilo minimalista, es así como nace el estilo decorativo tal y como lo conocemos hoy día.

Materiales característicos

El primer material que caracteriza a este estilo es el cemento, usado en su aspecto original, sin pintar. Se puede usar tanto para el suelo como para paredes y es un material versátil que sirve tanto como revestimiento interior o exterior.

Ducha con paredes de cemento

El material característico para los muebles es el acero, pero si se desea reducir la frialdad que genera este material se puede compensar con el uso de muebles en madera rústica o alfombras que den un toque de color a la estancia, reduciendo la frialdad que aporta el acero.

El uso de paredes de ladrillos recuerda mucho a la estética de fábricas y almacenes antiguos. Es un material que debe ser puesto por profesionales para que así el acabado sea apropiado. Además, es conveniente aplicar resina sobre los ladrillos para eliminar el poro y así evitar la acumulación de polvo y suciedad en este tipo de paredes. Otra cosa a tener en cuenta a la hora de comprar ladrillos es que todos sean de la misma hornada ya que es fácil que existan variaciones de color en las distintas cocciones lo que afectaría a la armonía del conjunto.

Pared de ladrillos con instalación eléctrica

Características del estilo industrial

En este estilo decorativo, es característico dejar las instalaciones de agua y también la eléctrica a la vista. Esto además de suponer un recurso decorativo también tiene la ventaja de que supone un ahorro de costes a la hora de realizar la reforma.

La iluminación en este estilo decorativo suele venir colgada directamente del cableado eléctrico. Por esta razón se utilizan sobre todo lámparas de techo que caen hasta la altura de uso colgando de un hilo.

Lámparas de techo

Se puede utilizar mobiliario antiguo o reciclado como elemento decorativo, esto entra dentro del espíritu del estilo industrial ya que en muchas ocasiones se decoraba con los elementos disponibles, transformándolos para adaptarlos a las necesidades de la estancia.

También te puede interesar